Hacia Donde nos lleva la Inteligencia Artificial

No hay duda de que la inteligencia artificial (IA) es uno de los temas candentes del momento. La evolución tecnológica, la promesa de un futuro junto al cine de ciencia ficción… la inteligencia artificial atrae con sus múltiples facetas que pueden ser utilizadas para mejorar inconmensurablemente nuestra vida cotidiana…. e incluso para cambiarla radicalmente.

Sin embargo, la IA también da miedo… porque todavía es un campo poco explorado y, según algunos expertos y empresarios de renombre, esta tecnología puede ser beneficiosa y perjudicial para la humanidad, dependiendo de cómo se utilice y se vaya a utilizar. Pero, ¿qué está pasando realmente?.

¿Qué es la inteligencia artificial?

Si tomamos el Larousse, leemos que la inteligencia artificial es «el conjunto de teorías y técnicas utilizadas para crear máquinas capaces de simular la inteligencia». Para ser más explícitos, la IA se presenta como una máquina (ordenadores, programas, etc.) con una inteligencia similar a la de los seres humanos pero potenciada por la tecnología.

A través de este ensamblaje, obtenemos software o robots capaces de procesar una gran cantidad de información, discerniendo detalles que pueden escapar a la atención humana, interactuando con los humanos y evolucionando gradualmente de acuerdo a su entorno, interacciones y nuevos parámetros.

Cabe señalar que la inteligencia artificial fue concebida por primera vez en 1950 y desde entonces ha seguido avanzando a un ritmo acelerado y superando gradualmente la etapa de la «ciencia» para infiltrarse en diferentes sectores.

Los conceptos para recordar

Las empresas tecnológicas han comprendido claramente la importancia de la inteligencia artificial en el mundo actual y, sobre todo, lo que puede aportar en el futuro.

Harry Shum, vicepresidente ejecutivo de Microsoft, AI & Research, sabe algo al respecto. Incluso dijo:

Por supuesto que te tiene que gustar la IA! Después de todo, ¿qué es lo contrario de la inteligencia artificial? Estupidez natural

Sin embargo, este alto funcionario de Microsoft también explica que la revolución de la IA se basa principalmente en tres factores:

  • Una gran cantidad de datos
  • Potencia de cálculo fenomenal, gracias en particular a la nube y
  • Algoritmos revolucionarios, basados en el aprendizaje profundo

Hay varios conceptos, incluyendo la jerga de la IA.

  • Aprendizaje supervisado

Esto consiste en introducir una gran cantidad de información en un programa. Podrían ser cientos de miles de fotos de coches etiquetados, por ejemplo. Una vez completada esta integración de información, el programa será capaz de identificar en un abrir y cerrar de ojos los diferentes modelos de automóviles que se le presentarán.

  • Aprendizaje automático

El aprendizaje automático es el famoso aprendizaje automático del que a menudo oímos hablar aquí y allá cuando se trata de inteligencia artificial. Básicamente, se trata de permitir que la máquina aprenda por sí misma. ¿Cómo?. ¿Cómo?.

Basado en los datos que se le proporcionaron previamente. De este modo, la máquina desarrollará gradualmente sus habilidades y conocimientos sin ayuda humana. Por esta razón, algunos algoritmos irán más allá de la etapa de reconocimiento de imagen para poder reproducir estas imágenes por sí mismos. ¿No es grandioso?.

  • Aprendizaje profundo

Por último, tenemos el «Deep Learning». Este tipo de aprendizaje se basa en una red de neuronas artificiales que imitan el funcionamiento del cerebro humano. Un robot inteligente puede estar equipado con miles de neuronas y cada neurona puede realizar una tarea específica.

La ventaja del Aprendizaje Profundo es que si le das a la IA un problema complejo que resolver, simplemente lo dividirá en «sub-problemas», cada neurona se ocupará de una parte del problema y luego llegará a una solución.

También hablamos de aprendizaje por refuerzo, o aprendizaje por refuerzo que permitiría a una máquina adaptarse rápidamente, incluso en situaciones impredecibles.

¿En qué sectores ya hay impactos de la IA?

En el momento de redactar el presente informe, la inteligencia artificial ya se ha infiltrado en muchos sectores diferentes, entre ellos:

El sector de la tecnología

De hecho, las empresas tecnológicas de todos los niveles quieren integrar la inteligencia artificial en sus productos. Este es el caso de empresas de telefonía móvil como Apple, Samsung, Google y Huawei, que ya han comercializado teléfonos inteligentes con funciones de IA como Apple iPhone XS, Samsung Galaxy S9 y S9+, Google Pixel 3 (XL), Huawei Mate 20 (Pro), Huawei P20 (Pro) y Honor 10.

El sector industrial

En el sector industrial, los impactos de la inteligencia artificial son más agudos. Ahora hay más máquinas trabajando en las industrias. En la industria alimentaria en particular, AI tiene la ventaja de mejorar la producción y reducir los incidentes.

Además, el interés de la inteligencia artificial en el sector productivo es su capacidad para realizar lo que se denomina mantenimiento predictivo o preventivo. En pocas palabras, consiste en reconocer las señales de advertencia de un fallo en las máquinas y así permitir un mejor mantenimiento. ¿Las ventajas?. Menos riesgo y más ganancias!.

¿Qué pasa con la salud?

Como sin duda ha escuchado en alguna parte, los profesionales de la salud son optimistas en cuanto a que la inteligencia artificial puede ayudarles a diagnosticar mejor a los pacientes. Ya en varios hospitales alrededor del mundo, los médicos utilizan este método revolucionario para reconocer los síntomas silenciosos del cáncer y proceder con la medicina preventiva.

El sector energético

Del mismo modo, por parte de la comunidad, el municipio de Cenon, cerca de Burdeos (Francia), ha decidido hacer de la inteligencia artificial un aliado. ¿Cómo?. ¿Cómo?. Desplegando sensores conectados en los edificios de la ciudad. ¿El interés del enfoque?. Reducir significativamente los costos de energía y determinar, posteriormente, el consumo de electricidad de la ciudad.

Vale, ¿pero por qué Al da miedo?

Así como la IA es una tecnología que atrae la curiosidad de todos y sorprende al mundo con sus infinitas posibilidades, la inteligencia artificial también es aterradora en cuanto a lo que sería capaz de hacer si alguna vez fuera mal utilizada o utilizada por personas o gobiernos inescrupulosos.

Noodle.ai, una empresa que ofrece aplicaciones de IA, afirma que: «La aplicación intencional y ética de la inteligencia artificial puede tener un impacto positivo significativo en la sostenibilidad de nuestro mundo». Algo en que pensar…

¿Qué hay que temer en el ámbito laboral?

En principio, Noodle.ai afirma que la inteligencia artificial debería permitir aligerar la carga de trabajo de los trabajadores y permitirles concentrarse en tareas más creativas y gratificantes. El Foro Económico Mundial (WEF), una fundación suiza sin ánimo de lucro, ha estimado que la robótica y la inteligencia artificial generarán 58 millones de puestos de trabajo para 2022.

Sin embargo, esta organización también afirma que a pesar de estas nuevas creaciones de empleo, cerca de 75 millones de puestos de trabajo también podrían perderse y el 86% de los trabajadores podrían verse obligados a cambiar de área de especialización porque la automatización se hará cargo de la mayor parte del trabajo que antes realizaban los seres humanos.

¿Qué hay de la seguridad?

En cuanto a la seguridad, la inteligencia artificial tampoco es tranquilizadora. Según Noodle.ai, «las herramientas de phishing basadas en AI podrían personalizar los enlaces maliciosos para dirigirse específicamente a las víctimas.

Pero es en el lado de los armamentos donde varias personalidades están dando la voz de alarma. De hecho, la inteligencia artificial podría utilizarse para diseñar rifles de francotirador de largo alcance y los gobiernos también podrían utilizarla para supervisar y recopilar datos en tiempo real sobre sus ciudadanos.

En cualquier caso, según Isaac Asimov, un escritor americano-suizo famoso por sus libros de ciencia ficción y ciencia popular, los robots deberían obedecer cuatro leyes:

  • Ley cero: un robot no puede dañar a la humanidad ni dejarla en peligro sin ayuda;
  • Primera ley: un robot no debe herir a ningún ser humano o, por su acción, permitir que un ser humano sea herido;
  • Segunda ley: un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, a menos que dichas órdenes estén en contradicción con la primera ley;
  • Tercera ley: un robot debe proteger su propia existencia siempre y cuando dicha protección no contradiga la primera y/o segunda ley.

¿Y qué piensas de la inteligencia artificial?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here